"Nunca juzgues a una dama por su apariencia". Lo nuevo de Sarah McLean

Septiembre va a ser un mes de muchas emociones, bien porque vendremos de un verano de sequía editorial o por que, parece ser, todas las editorales se han puesto de acuerdo para traernos lo más esperado del año ese mes.

Una de las novedades más esperadas y aclamadas por las amantes del género, es la cuarta novela de la serie "Las reglas de los canallas" y su punto final. Mención especial a su tapa, es preciosa. 
Si me estás leyendo y todavía no has dado con esta genial serie, te la recomiendo encarecidamente. En todos sus libros hay recreadas historias excitantes y muy divertidas, además de tremendamente sexys. Los escenarios no te van a decepcionar, son átipicos y geniales y cada uno de los personajes que salen en ellos, ¡redondos! Para que nos entendamos, McLean y Kleypas, van de la mano en estilo y "enganche".  
"En esta última entrega, la autora ganadora del RITA Sarah MacLean revela la identidad del último canalla de El Ángel Caído en la novela con la que concluye, de una manera espectacular, «Las reglas de los canallas»."

ATENCIÓN Si no te has leído el último libro publicado de la serie NO sigas leyendo, contiene spoilers (y de los grandes)


Para que no te despistes, este es el orden correcto de la serie:

¿Has leído algo de Sarah McLean? 
¿Cuál es tu favorito?

Diseño de cubiertas: El eterno debate sobre la orientación del título en el lomo.

Echad un ojo a vuestras estanterías de lectura, ¿veis algo que os llame la atención con solo mirar los lomos con los títulos? ¡Exacto! Unos empiezan por la parte inferior y otros por la superior. Además de ser un tema recurrente que trato con mis clientes a lo hora de diseñarles sus cubiertas, es algo que provoca muchos dolores de cabeza por las preguntas que surgen; ¿Cual es el modo correcto? ¿El más práctico? ¿El más visual? Espero aclarar vuestras dudas.


Todo empezó con el matemático, fotógrafo y escritor británico Charles Lutwidge Dodgson o más conocido con su seudónimo como escritor, Lewis Carrol (Alicia en el país de las maravillas, Solitude, Alicia a través del espejo, etc...). Además de un brillante escritor, también tenía una mente inquieta que lo llevó a registrar un gran números de inventos, entre todos ellos, y permitidme que me centre en el que nos interesa, se le ocurrió imprimir el título de los libros en el lomo para tener mayor facilidad a la hora de buscarlos. Simplemente brillante. No ahondaré en la vida de este enigmático personaje pues daría para varios debates muy interesantes (seguro que acabaríamos hablando de Jack el destripador), así que avanzaré unos cuantos años, no muchos.

Lo que la lógica nos cuenta es que hay tres formas de hacerlo y todas ellas son válidas. pero hay una mucho más cómoda, como bien apuntó el maestro José Martínez de Sousa en su obligatoria e imprescindible obra "Diccionario de edición, tipografía y artes gráficas". Dice de Sousa:
"Título de lomo: Título que figura en el lomo del libro. Al igual que en el caso del título de cubierta, el lomo no siempre refleja exactamente, en su grafía, contenido y disposición, el de la portada. Según la forma de disponer el título en el lomo, recibe aquel una determinada denominación. Se llama título transversal cuando, por su extensión o su forma de composición, permite colocarlo paralelo a la cabeza y pie del libro; se llama título ascendente cuando se lee de abajo arriba, y se llama título descendente cuando se lee de arriba abajo. Cuando el título es demasiado largo para que adopte una disposición transversal, la costumbre tradicional, tanto en el mundo latino como en el anglosajón, era la de colocarlo de forma ascendente, es decir, de manera que se leyera de abajo arriba, porque de esta manera se lee con más facilidad que a la inversa cuando se coloca el volumen en una estantería."
Sin embargo, y aquí es donde siempre discuto con mis amigos diseñadores cada vez que sale el tema (y creedme, sale muy a menudo ¬¬), en 1948 la asociación de Libreros de Gran Bretaña e Irlanda cambió de opinión y recomendó que se hiciera a la inversa. Si nos ponemos quisquillosos, la norma UNE 50-120-92, versión por la Aenor de la norma ISO 6357:1985, establece que el título debe disponerse de arriba abajo, y añade: “Esta forma de título en el lomo se lee fácilmente cuando el libro está situado horizontalmente con la cubierta hacia arriba”.

¿Veis el punto justo donde siempre acabo discutiendo? Si la lógica dice que como mejor se lee el lomo (recordáis a Lewis Carrol y su gran idea de anotar el título del libro en el lomo para localizarlo mejor en las estanterías?) es de abajo arriba, ¿qué sentido tiene cambiarlo? Si tengo un libro sobre la mesa, evidentemente no voy a leer su título desde el lomo, lo haré desde la cubierta...fin de la historia.

A grandes rasgos y para no hacer eterna esta entrada todo lo que os he contado se puede resumir en esto:

Por norma general este es el contenido que debería tener el lomo (spine):
  • Título
  • Nombre del autor
  • Logo de la editorial o marca del editor
  • y si procede el número del volumen o tomo.
Lo más indicado sería colocarlo en horizontal y paralelo a la cabecera con el objetivo de que se viera bien a una distancia lógica, pero cuando el tamaño del lomo no nos lo permite, existen dos opciones más:

A tener en cuenta
Cuando los libros pertenecen a colecciones o series, hay que prever y dejar bien claro donde van todos los elementos para no romper la línea visual al colocarlos todos juntos en una estantería. No digo que esta práctica sea una norma, que debería serlo, pero es altamente recomendable para evitar lectores defraudados.
Personalmente, siempre he preferido que el lomo de todos mis libros estén diseñados de forma ascendente y así se lo hago llegar a mis clientes, pero como todo, es cuestión de gustos ;)

Y vosotros, ¿os habíais dado cuenta de esta particularidad? 






Llega "Harley R. - Entre - Historias" de Patricia Sutherland. El esperado "spin-off" de la serie "Moteros"

Hoy es el día D, el señalado por muchas lectoras como el día en que regresan, y de que manera, los moteros sexys y poderosos de la serie "Moteros" de Patricia Sutherland. Debo admitir qué no puedo ser imparcial ni con la autora ni con la serie desde que la descubrí con su primer libro, "Princesa" (Para las rezagadas que todavía no sepan de qué serie hablo, AQUÍ podéis leer la reseña del primer libro, sin spoilers). Ahora regresa prometiendo dar mucha guerra con su serie moteros, y para muestra un botón.

Patricia lleva una semana con una campaña de acoso y derribo a nuestro autocontrol dejando
extractos que más que despertar nuestra curiosidad, han logrado que muchas de nosotras tengamos este día marcado en rojo en el calendario con un enorme círculo ( en mi caso con una mini moto monosa y varios corazones alrededor) para que no se nos pase.

¿Queréis saber que vamos a encontrar en este spin-off? 
¡OJO¡ Contiene poilers de Harley R. Lee bajo tu responsabilidad.

SINOPSIS

Escena eliminada de "La redención de Gabriel" de Sylvain Reynard

Hoy, día del amor por excelencia, no por no dedicarle tiempo y ganas el resto del año, si no porque para todo hay que tener un orden lógico, no podíamos celebrarlo de mejor manera que trayéndoos una escena eliminada de una de las sagas más románticas e inolvidables de este último año. Os hablo de La redención de Gabriel de Sylvain Reynard
Para los más despistados;
si habéis ido leyendo mis reseñas y todavía no habéis caído en las garras del profesor Emerson y la dulce Julianne con mi efusividad a la hora de recomendarlo y no sabéis de que va todavía, podéis leer la reseña del primer libro AQUI (sin spoilers) y decidir si le dais una oportunidad a la elegancia narrativa de Reynard.  

Para los que ya hayáis devorado el tercer libro y queráis un poco más, aquí tenéis lo prometido para vuestro deleite.

Más de 115 blogs participan ya en la campaña "blog sin spoilers", ¿a que esperas tu?

Hace ya casi dos años y medio que nació la campaña "Blog sin spoilers" fruto de la necesidad vital de poder leer una reseña sin temor a que fuera destripada. Esta campaña la he mimado y cuidado al detalle para que se conociera por todos los rincones de la blogosfera y hoy estoy igual que una madre con el primer logro de su pequeño retoño. 

Esta entrada de hoy es para explicaros lo inmensamente feliz que me hace anunciaros que los blogs y webs afiliadas han superado la friolera cantidad de 115. Un numero que jamás pensé que llegaría a poner y que vosotros habéis tenido mucho que ver al apoyar la iniciativa, hablar de ella en vuestros blogs y webs y hacer que siguiera viva.

Para los recién llegados, os dejo el enlace junto al banner para que le echéis un vistazo a la entrada de la campaña. Si os parece interesante y compartís las mismas ideas que todos nosotros, os invito a que os apuntéis para que todo el mundo sepa que vuestro blog es una "zona segura". (lo digo siempre pero lo repito; no es necesario ser seguidor de este blog para apuntarse, haceros seguidores si os gusta el contenido ;)
Además si vais todavía un poco perdidos y no sabéis como afrontar una reseña sin spoilers, el año pasado publiqué un pequeño artículo informal sobre como hacerlas, lo podéis leer AQUI
Para l@s lector@s que entráis con miedo en un blog recién descubierto y todavía no sabéis que podéis esperar de sus reseñas y opiniones, clickando sobre el banner de "Blog sin spoilers" descubriréis más de 115 blogs donde leer a gusto y sin miedo a los temidos spoilers.

Con una inmensa sonrisa en la cara, hoy me despido de esta entrada express no sin antes agradeceros de nuevo el apoyo y cariño que esta campaña está recibiendo por todas partes.

¡Felices lecturas mis queridos nocturnos!